Un Angel Barbudo - Criadero de Bearded Collie


Descripción del Bearded Collie

El Bearded Collie tiene un aspecto simpático y agradable que se debe a una expresión muy dulce como así también a su pelaje lacio muy particular y abundante.

Es de tamaño mediano, la altura a la cruz es de 51/53 cm. en el caso de las hembras y de 53/56 cm. para los machos. Debe ser robusto sin resultar pesado, su peso de adulto oscila entre 20 y 25 kg. promedio.

Es un perro pastor, y como tal, puede vivir perfectamente al aire libre aunque a veces prefiera quedarse tranquilo y echado sobre los cómodos sillones de nuestra casa.



Carácter del Bearded Collie

El Bearded Collie es un perro que posee un carácter muy equilibrado, no debe ser miedoso ni agresivo, posee un temperamento muy extrovertido y siempre está pendiente de su dueño. El tratará, por todos los medios, de captar la atención del grupo para ser el centro del mismo.

Con los niños son especiales ya que saca a relucir su instinto de perro pastor, se manejará con cuidado ante ellos y buscará, además de jugar, protegerlos de cualquier peligro.

Si están en la pileta, por ejemplo, lo más posible es que el Bearded no pare de ladrarles para que salgan porque piensa que se están ahogando, es más, es altamente probable que se zambulla para intentar rescatarlos. Por todas estas cualidades es que se los está comenzando a utilizar en zooterapia ya que confortan y motivan al paciente o al anciano que tienen a su lado.

El Bearded Collie es un perro de mucha energía, es rápido y veloz cuando corre pero es muy disciplinable para muchas actividades, tal es así que algunos los utilizan en agility.

Si lo que usted busca es un perro de guardia, el Bearded Collie decididamente no cumplirá esta tarea. Naturalmente son celosos de su territorio y ladrarán si encuentran algo anormal, pero solo eso. Luego seguramente prepararán café y le convidarán al intruso, tal es lo bondadoso de su carácter con las personas.

No son perros que se caractericen por ladrar sin motivo alguno. Solo lo hacen cuando quieren manifestar algo, ya sea para avisarnos que algo anda mal o porque quieren que salgamos a jugar con ellos.

Algo muy importante a tener en cuenta es que debido a su carácter y sensibilidad jamás debemos pegarles. Un bearded no perdona que su amo le pegue ya que se disgusta y se ofende, y esto no es broma. Para reprenderlo es suficiente con cambiar el tono de voz por uno que sea más autoritario, de esa forma entenderá que no estamos jugando y le estamos dando una orden.

Son muy inteligentes, y por ello, debemos ser firmes en su educación. Cuando los reprendemos por algún motivo ellos buscarán la forma de que los perdonemos, y es ahi adonde debemos mantenernos firmes ya que lo más probable es que sucumbamos ante los encantos de ese payaso que tenemos enfrente.

Los Bearded no son perros para cualquiera ya que necesitan de un poco de tiempo y dedicación. Cuando uno compra un Bearded debe estar dispuesto a cepillar su bello pelo, no le debe molestar que al llegar a casa el Bearded le salte encima feliz y contento por su llegada y no le debe fastidiar que lo llenen de besos en la cara. Es imposible que un Bearded no haga todo lo que les mencioné anteriormente, pero para que queremos uno sino?


Los colores del Bearded

La genética del color de los beardies es un tema muy complejo y, a veces, hasta polémico.

Existen dos colores base, el negro y el marrón y a su vez, de ellos derivan otros dos colores, el azul y el fawn. Esto quiere decir que podemos encontrar beardies de 4 colores (negro, azul, marrón y fawn) dependiendo de como se han combinado los genes dominantes y recesivos del color.

Adicionalmente, el bearded es un perro que posee el gen de la dilución. Es por ello que al nacer y hasta los dos o tres meses de vida tienen un color intenso que luego se va aclarando a medida que nuestro cachorro va creciendo. Finalmente, una vez adulto, tiende a recuperar ese color de cuando era cachorro.

Pasa lo mismo con todos los colores y nadie puede saber cuanto es lo que se va a aclarar el manto del perro. Algunos aclaran muy poco y otros casi llegan al blanco, eso es único de cada perro.

También existen casos, muy raros por cierto, en los cuales el gen aclarante no está presente y conservan el color a medida que crecen con esa intensidad de cuando eran cachorros. A ellos se los llama “stay”, y según el color stay black o stay brown (chocolate).

Lo más importante, más allá de si un perro diluye o no, es que el color de ojos, trufa, labios y manto deben estar en concordancia. Un perro negro debe tener el delineado de los ojos, los labios, la trufa y el manto negros, y así con todos los colores.

Respecto de las manchas blancas podemos decir que pueden estar o no presentes. Si están, deben estar en los lugares definidos por el estandar de la raza y si asi no fuera ese ejemplar no debería ser utilizado para criar bajo ningún punto de vista.


Cuidados del Bearded Collie

El único cuidado especial que necesita el Bearded Collie es el mantenimiento del manto para evitar los nudos en el pelo.

El cuidado del manto debe realizarse desde cachorro. Esto tiene dos objetivos, por un lado, nuestro Bearded lucirá impecable, pero lo principal es que en ese momento en el cual lo peinamos se fortalece la unión entre amo y mascota.

El Bearded disfruta que lo cepillen, inclusive se duerme cuando lo están haciendo y no le quepa la menor duda que lo buscará para que usted cumpla con su rutina semanal. No se sorprenda si él mismo le trae el cepillo.

Los Bearded sólo deben ser bañados cuando lo necesiten, la frecuencia dependerá de muchos factores: del clima, si pasan la mayor parte del tiempo en el parque o en el interior de la vivienda, etc. Es importante destacar que no toman olor y no pierden el pelo, a diferencia de otras razas.

Como mínimo podemos decir que un cepillado dos veces por semana ayuda a controlar la presencia de nudos en el pelo. Este es el principal enemigo del manto de un Bearded. No tenemos que dejar que el pelo se anude, ya que luego es difícil desenredarlos y generalmente en las veterinarias le ofrecerán cortarles el pelo. Con un mínimo cuidado semanal no es necesario cortarles el pelo y lucirán casi como de exposición.

El cepillado se deberá hacer con unos cepillos especiales como el que aparece en la foto de la izquierda, ya que el diseño de sus púas hace que el manto no se rompa. Debemos evitar las cardinas y los cepillos con bolitas en las puntas.

Cuando bañamos y cepillamos debemos aprovechar para limpiar los pelos de adentro de las orejas, esto prevendrá la acumulación de cera y el peligro de que se desarrollen otitis.


Salud del Bearded Collie

El promedio de vida del bearded es de 12 a 13 años y siempre parecen más jóvenes de lo que realmente son ya que suelen ser bastante activos.

Es una raza que no posee enfermedades características o típicas de ella, aunque pueden llegar a aparecer algunos casos de displasia de cadera, como en cualquier raza. Es conveniente criar con ejemplares que estén libres de displasia para mantener la enfermedad controlada y reducida a la mínima expresión.

También debemos evitar los ejercicios físicos violentos, como ser saltos, hasta que el perro haya terminado su crecimiento (año y medio aproximadamente). Tenemos que pensar que mientras están en creciendo toda su estructura ósea todavía es débil.

Un plan de vacunación recomendado por su veterinario de confianza, una alimentación adecuada en calidad y cantidad y una limpieza de oídos frecuente harán que ud. disfrute por muchos años de la sana compañía de su bearded.